San Idom, se celebra todos los años como un kick off de incentivo para los empleados de la empresa Idom, dedicada a servicios profesionales de Ingeniería, Arquitectura y Consultoría, especialistas en proyectos de alta complejidad.

Tras estudiar diversas localizaciones y posibles actividades, se decidió realizar el evento en el Olivar de la Hinojosa donde los participantes tuvieron la oportunidad de elegir participar en dos actividades, un clinic de golf y unos Locos Juegos Olímpicos.

La joven y animada plantilla de la empresa se enfrentó a pruebas en las que debieron demostrar su habilidad, cooperación, comunicación, concentración e ingenio en unas Olimpiadas donde debieron superar distintas etapas, entre otras, super confident, en la que los miembros del equipo deben confiar en sus compañeros al poner su integridad en manos de los otros; construir un cohete, con escasos materiales se debe diseñar y crear un cohete para conseguir elevarlo más alto que el contrincante; esquís gigantes, prueba en la que el equipo debe cooperar y comunicarse para lograr realizar un  recorrido antes que el equipo contrario. Al finalizar los Juegos Olímpicos se notificaron las posiciones en las que habían quedado los equipos y se hizo entrega al ganador de una botella de champagne que descorcharon para comenzar a festejar mientras llegaba el momento de la entrega de premios.

Posteriormente el grupo pasó a disfrutar del cóctel y almuerzo en las instalaciones del campo de golf, tras los cuales se hizo la entrega de premios y para terminar una jornada inolvidable nada mejor que disfrutar de una discoteca con vistas al campo de golf.